Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Pollo guisado con cerveza y cebollas

Saltar a: navegación, buscar

Ingredientes

6 personas

  • 1 pollo grande 1¾ kg.,
  • 2 kg. de cebollas,
  • 1 botella de cerveza 1½ vasos de los de agua,
  • 1 vaso de los de agua de aceite sobrará,
  • 1 cucharada de las de café de fécula de patata,
  • 1 cucharadita de las de moka de extracto de carne Viandox, Liebig, etc.,
  • sal.

Procedimiento

Se limpia y se prepara el pollo como de costumbre. Se sala por dentro. En una cacerola o, mejor, una "cocotte» se pone el aceite a calentar. Cuando está caliente, se echa el pollo para que se dore por todos lados. Una vez bien dorado, se retira y se reserva en un plato. Se quita parte del aceite, no dejando más que el necesario para cubrir el fondo de la cacerola. Se pelan y se cortan las cebollas en rodajas finas que, al deshacerse, formen anillas. Se ponen éstas en aceite y se rehogan hasta que se vayan poniendo transparentes unos 6 minutos. Se vuelve a poner el pollo en la cacerola y se rocía con la cerveza. Se sala ligeramente, se cubre y se deja, una vez que ha roto el hervor, a fuego muy lento durante 1½ horas más o menos, depende del pollo. Durante este tiempo se volverá el pollo varias veces y cada vez se rociará con la salsa. Una vez hecho, se saca el pollo, se trincha y se colocan los trozos en la fuente de servir. Se cuela la salsa por un colador grande. La cebolla, una vez separada de la salsa, se coloca alrededor del pollo. En un tazón se pone la fécula, se deshace con una cucharada sopera de agua fría y se añade a la salsa. Se dará un hervor a ésta de un par de minutos. Ya separada del fuego, se le agrega el jugo de carne, se revuelve bien y se sirve en salsera aparte.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones