Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Gallina rellena

Saltar a: navegación, buscar

Ingredientes

  • Una gallina de buen tamaño
  • un ramito de hierbas aromáticas (perejil, albahaca, tomillo, perifollo)
  • 250 g de lomo de cerdo
  • 100 g de mortadela
  • algunas semillas de hinojo
  • un diente de ajo
  • un vaso de vino blanco
  • un gran puñado de queso parmesano rallado
  • sal
  • pimienta
  • 60 g de mantequilla
  • algunas cucharadas de aceite
  • una zanahoria
  • una cebolla
  • dos ramas de apio
  • un huevo.

Procedimiento

Se vacía la gallina, conservando el hígado y la molleja, se flamea y se lava. Se pone al fuego una ollita con agua salada, junto con la molleja, el ramito de hierbas aromáticas, la zanahoria bien rascada, la cebolla y el apio, más algunos granitos de pimienta. Se deja hervir durante unos cuarenta minutos. Se saca la molleja del caldo y se corta a pedacitos. En una cazuela con la mantequilla se dora el diente de ajo; a continuación se quita éste y se pone la carne de cerdo, picada, junto con la mortadela y el higadillo. Se añade también la molleja, se rehoga todo bien y se añade el hinojo; se sazona con sal y pimienta, se rocía con el vino blanco y cuando éste se haya evaporado, se moja con un pequeño cucharón del caldo en que ha hervido la molleja. Se deja cocer a fuego moderado hasta que se haya absorbido el líquido. Luego se vuelca en un cuenco, se deja enfriar y se añade un huevo entero y el queso rallado, amalgamando cuidadosamente a fin de obtener una masa bien ligada con la que se rellena el vientre de la gallina. Se cose la abertura, se embrida el ave y se coloca en una amplia tartera. Se sazona con sal y pimienta, se riega con algunas cucharadas de aceite y se mete al horno, dejando que la gallina se dore perfectamente, rociándola de vez en cuando, con un poco de caldo. Se deja cocer durante cosa de una hora. A continuación se sirve la gallina, entera, regada con su jugo de cocción. El animal se trincha en la mesa, y a cada comensal se le da, con el trozo correspondiente, una cucharada del relleno. Naturalmente, dado el tamaño del animal, la gallina servirá para más de cuatro comensales, o bien para dos comidas.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones