Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Crêpes de quesos

Revisión a fecha de 00:22 21 feb 2013; Patricia (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Ingredientes

6 PERSONAS:

  • 75 gr. de harina
  • 2 huevos
  • 15 cl. de leche
  • 2 cucharadas soperas de aceite
  • ½ cucharadita de sal

PARA EL RELLENO:

  • ¾ de l. de bechamel ligera
  • 250 gr. de queso blanco, muy escurrido
  • 70 gr. de gruyère rallado
  • 50 gr. de parmesano rallado
  • 100 gr. de roquefort
  • 2 yemas de huevo
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 75 gr. de mantequilla en pomada
  • nuez moscada
  • pimienta
  • paprika

Procedimiento

Para preparar la masa de los crêpes, se tamiza la harina con la sal, sobre un bol. Se le añaden los huevos batidos y el aceite, mezclando todo bien. Se le va incorporando la leche, removiendo bien, hasta que quede una masa homogénea. Se pasa por el chino a otro bol y se deja reposar durante 2 horas en el frigorífico.

Transcurrido este tiempo, se pone al fuego una sartén antiadherente. Se le pasa un papel cocina untado de aceite y se vierten inmediatamente en ella dos cucharadas soperas de la masa de crêpes, balanceando la sartén por el mango, para que se extienda por todo el fondo de la sartén. Se tiene a fuego medio durante un minuto y se le da la vuelta. Se tiene otro minuto y se saca a una fuente. Se repite la operación hasta agotar la masa. Se cubren los crêpes con papel de aluminio y se prepara el relleno.

Se pasa el queso blanco por un tamiz a un bol. Se le añaden 50 gr. de mantequilla y se mezcla bien con una cuchara de madera. Se le añade la mitad del gruyère y del parmesano, todo el roquefort y las yemas de huevo. Se le incorpora el zumo de limón, un poco de nuez moscada y pimienta. Se mezcla todo bien.

Se rellenan los crêpes con esta mezcla, enrollándolos bien, para que no se salga el relleno. Se pone una capa de bechamel en una fuente de horno y se colocan sobre ella los crêpes. Se napan con el resto de la bechamel. Se espolvorea sobre la bechamel el resto del gruyère y del parmesano, ambos rallados, un poco de paprika y el resto de la mantequilla, en trozos pequeños.

Se meten al horno, previamente caliente, con el gratinador encendido, hasta que estén dorados por encima y calientes por dentro.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones