Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Bizcocho de yema

Revisión a fecha de 22:22 20 feb 2013; Patricia (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar


Ingredientes

PARA EL BIZCOCHO:

  • 3 huevos
  • 100 gr. de azúcar
  • 100 gr. de harina
  • 1 cucharadita rasa de levadura en polvo

PARA LA YEMA BLANDA:

  • 3 huevos
  • azúcar (el mismo peso de los huevos, con cáscara) (unos 175 gr.)
  • 300 o 400 gr. de nata
  • 75 o 100 g. de azúcar, para azucararla

Procedimiento

PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO:

Se trabajan en un bol, las yemas de los huevos, con el azúcar, con espátula de madera, hasta que quede una masa esponjosa, y blanquecina. Se incorporan las claras montadas a punto de nieve, mezclando con suavidad. Se añade entonces, la harina mezclada con la levadura, y pasada por el tamiz, mezclando bien.

Se unta un molde con mantequilla, y se espolvorea con harina. Se vierte la mezcla en el interior, y se mete al horno, previamente caliente, a 180º, durante 20 minutos aproximadamente.

Una vez hecho el bizcocho, se desmolda en caliente, y se deja templar.

PREPARACIÓN DE LA YEMA BLANDA:

Se cascan los huevos en un cazo, junto con el azúcar. Se mezclan bien con la varilla, y se pone el cazo a fuego suave. Se va trabajando sin parar con espátula de madera, hasta que hierva suavemente. Se tiene así unos segundos; se bate enérgicamente con la espátula y se vierte sobre una superficie fría (mármol, por ejemplo), dejando que se enfríe, estirando y recogiendo.

Una vez totalmente frío el bizcocho, se corta en dos, a lo ancho, por la parte de abajo. Se esparce una capa de yema blanda, y, sobre ella, otra mas gruesa de nata montada, azucarada. Se mete al congelador esta parte del bizcocho, para que tome buena consistencia, y no se aplaste al cubrirlo con el resto.

Mientras tanto, se cubre con el resto de la yema, la parte superior del bizcocho; se espolvorea con azúcar grano, y se quema con una paleta al rojo, o con un soplete.

En el momento de servir, se saca la parte inferior del bizcocho del congelador, y, se coloca sobre él, la parte superior con la yema quemada.

Se decoran los bordes con nata montada, con la ayuda de una manga pastelera.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones