Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Tomates rellenos con champignons

Saltar a: navegación, buscar

INGREDIENTES

  • 12 tomates de tamaño regular
  • 150 gr. de champignons
  • 25 gr. de mantequilla
  • 40 gr. de cebolla picada
  • 2 cucharadas de aceite fino
  • una cucharada de puré de tomate
  • un decilitro de vino blanco
  • medio cucharón de caldo
  • 2 dientes de ajo
  • una cucharadita de perejil picado
  • 30 gr. de miga de pan
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada
  • pan rallado.


PROCEDIMIENTO

Los tomates se escogen de buen aspecto, redondos, de pellejo liso, de un color rojo vivo y no excesivamente maduros. Con la punta de un cuchillo fino se hace una circunferencia en la parte superior de los tomates, se levanta la tapita y con una cucharilla se vacian; se sazonan con sal y se colocan boca abajo para que terminen de vaciarse. A continuación colóquense en una tartera de porcelana resistente al fuego previamente untada con aceite fino. Sazónese con sal y pimienta y resérvese.


Piqúense muy fino y por separado la cebolla, el ajo y los champignons. Fríase la cebolla con aceite y mantequilla y sin que tome color añádanse el ajo y los champignons; rehóguese todo a fuego vivo, sazónese con sal y pimienta, mójese con el vino, adiciónese un poco de miga de pan remojada en caldo, añádanse el puré de tomate y el caldo y cuézase hasta espesarlo mucho, removiéndolo con una cuchara para que no se agarre. Retírese del fuego y agréguese perejil picado; rellénense los tomates (el relleno ha de sobresalir fuera). Si han de aguardar consérvense tapados con un papel. Unos veinte minutos antes de cuando se vaya a servir espolvoréense los tomates con el pan rallado, rocíense con unas gotas de aceite frito e introdúzcanse al horno.


Se sirven en la misma tartera, echando en el fondo unas cucharadas de salsa de tomate.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones