Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

TALLARINES CON GUISANTES Y JAMÓN

Saltar a: navegación, buscar


Ingredientes

PARA 6 PERSONAS

  • Preparar una masa con 500 g de harina tamizada, cinco huevos, una cucharada de aceite y un pellizco de sal
  • 150 g de jamón crudo, graso y magro, cortado a tiritas
  • 300 g de guisantes pequeños (peso neto)
  • una cebollita trinchada
  • 200 g de mantequilla
  • 150 g de queso de Parma rallado

Procedimiento

Trabajar la masa y dejarla reposar; extenderla en dos láminas bastante finas, enharinarlas ligeramente, doblarlas varias veces sobre sí mismas y, con un cuchillo de hoja ancha, cortarlas a tallarines de unos tres milímetros de anchura. Extender los tallarines bien separados sobre una bandeja ligeramente enharinada y dejarlos secar un poco. Poner en una sartén 100 g de mantequilla con la cebollita trinchada, estofarla a fuego muy moderado de manera que no se dore, mezclarle los guisantes y condimentar con sal y con un buen pellizco de pimienta blanca poco molida. Revolver, añadir algunas cucharadas de agua, aumentar la llama y, antes de que los guisantes estén completamente cocidos, añadir el jamón. Echar los tallarines en abundante agua hirviendo ligeramente salada, escurrirlos al cabo de 4 minutos de hervor, ponerlos en una fuente ovalada y caliente, verter encima los guisantes con el jamón y añadir una o dos cucharadas del agua de la cocción de los tallarines, la mantequilla partida a pedacitos y la mitad del queso rallado. En la mesa, revolver con cuidado, servir las porciones y pasar aparte el resto del queso. Para que el plato quede mejor, es conveniente procurar que la cocción de los guisantes se termine en el mismo momento en que se escurren los tallarines.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones