Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Pechugas de pollo rellenas II

Saltar a: navegación, buscar

(6 personas)

Ingredientes

  • 6 pechugas deshuesadas (se encuentran ya preparadas en algunas pollerías) y sin piel
  • 3 lonchas finas de jamón de York (ó 6 pequeñas)
  • 200 gr. de champiñones
  • 25 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de aceitunas rellenas de pimientos
  • 2 vasos, no muy llenos (de los de vino), de vino blanco
  • el zumo de un limón
  • 1 cucharada sopera rasada de pan rallado
  • 1 vaso (de los de agua) lleno de aceite
  • 12 pastillas de caldo de pollo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla pequeña (50 gr. más o menos)
  • 1 ramita de perejil
  • 1 cucharada sopera rasada de perejil picado
  • 11⁄2 vasos (de los de agua) de agua
  • 1 plato con harina
  • sal y pimienta

Procedimiento

Se sazona con sal, y luego con pimienta molida, cada pechuga. Se colocan las medias lonchas de jamón y en el centro un poco de aceitunas rellenas picadas. Se doblan las pechugas y se cierran con uno o dos palillos. Se pone el aceite a calentar y, cuando está en su punto, se pasan las pechugas ligeramente por harina y se fríen de 2 en 2. Se separan en una plato una vez doradas. Se retira un poco de aceite, no dejando más que lo preciso para freír la cebolla picada, los 2 dientes de ajo cortados en cuatro trozos cada uno y la ramita de perejil. Una vez doradas las cebollas y los ajos, se añade el pan rallado, se dan unas vueltas y se agrega el vino, las pastillas de caldo desmenuzadas y algo de agua. Se da un hervor a la salsa y se pasa por el pasapurés, apurando bien la cebolla. Se colocan las pechugas en una fuente de barro, cristal o porcelana resistente al fuego y se vierte la salsa encima, añadiéndole el resto del agua para que queden las pechugas casi cubiertas. Se preparan los champiñones, lavándolos muy bien y cortándolos en láminas más bien finas. Se ponen en un cazo pequeño con la mantequilla y unas gotas de limón. Se hacen así durante unos 5 a 10 minutos. Se ponen a cocer las pechugas durante 20 minutos. Se prueba entonces la salsa, por si hubiese que añadirle sal (las pastillas ya salan). Pasados unos 15 minutos, se incorpora lo que queda del zumo de limón, el perejil picado y los champiñones con su jugo. Se mezcla bien y se cuece durante 5 minutos más. Se puede servir con arroz blanco o con picatostes de pan frito adornando la fuente. Este plato se puede preparar unas horas antes y calentarse en el momento de servir.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones