Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Pasta fresca con almejas

Saltar a: navegación, buscar


Ingredientes

PARA LA PASTA:

  • 500 gr. de harina
  • 10 yemas de huevo
  • 1 huevo entero
  • Sal
  • 2cucharadas de aceite

PARA LA PREPARACIÓN:

  • 1 kg. de almejas
  • 1 diente de ajo
  • 1 copita de vino blanco
  • 1 cucharadita de harina
  • 1 ramito de perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal

Procedimiento

Se tamiza la harina, sobre la mesa de trabajo. Se hace volcán, y se echa la sal en el centro, junto con una cucharada de aceite. Con las puntas de los dedos, se mezcla, y se hace disolver la sal. Allí mismo, se añaden las yemas, y el huevo entero. Se empiezan a mezclar con las puntas de los dedos, los huevos, con el aceite y la sal.

Seguidamente, se va volcando la harina, sobre esta mezcla, y se trabaja, hasta mezclar todo bien. Sobre la marcha, se irá viendo, si la masa necesita un poco más de huevo, o, por el contrario, un poco más de harina. Tiene que quedar una masa seca, que no se pegue en los dedos.

Se hace una bola con la masa; se envuelve en un paño, y se deja reposar al fresco, durante, al menos 1 hora, aunque lo ideal, es que repose varias horas, pues se trabajará mejor.

Una vez reposada la pasta, se corta la bola en cuatro partes iguales, y se hacen cuatro bolas con ellas, sin trabajar la pasta, para que no tome elasticidad. Se espolvorea ligeramente con harina, la mesa de trabajo, así como el rodillo, y se van aplastando bien las cuatro bolas de pasta, una tras otra, dejando una lámina lo más fina posible, y procurando que los bordes queden más o menos rectos, sin hendiduras. A poder ser, es mejor, dejar la pasta así extendida sobre la mesa, durante media hora, antes de cortarla, a la temperatura ambiente de la cocina. También se pueden extender sobre un cordel, como si fuera ropa tendida.

Para cortar la pasta, se enrolla cada lámina, sobre si misma, como si fuera un folio de papel. Si la lámina de pasta no está totalmente seca, espolvorearla muy ligeramente con harina. Se corta con un cuchillo largo, bien afilado, en porciones de 2, 3, o 4 milímetros, según se quiera la anchura de las nouilles. Se coge cada rollito con la punta de los dedos, y se desenrolla, con cuidado, dejando las tiras extendidas sobre una placa, y se dejan secar durante 1 hora.

Para cocer la pasta, se pone abundante agua a hervir, sazonada con sal, y se echan allí las nouilles, procurando que no se peguen unas con otras. Una vez que vuelva a romper el hervor, se tienen hirviendo durante 5 minutos. Se escurren, y, directamente, se preparan con la receta que uno haga elegido. En este caso, con almejas.

En una cazuela, se pone aceite a calentar, y se echa el ajo picado. Enseguida, se echan las almejas. Se les da una vuelta, y se espolvorean ligeramente con harina. Se mezcla todo bien, y se añade la copita de vino blanco, y otra copita de agua. Se espolvorea abundantemente con perejil picado, y se le da un hervor a todo el conjunto.

Se puede servir, tal cual, o bien se sacan las almejas de las cáscaras. Se pone en bol grande, la pasta recién cocida. Se vierte sobre ella la salsa de las almejas, y se mezcla suavemente. Se incorporan las almejas, y se vuelve a mezclar. Se sirve bien caliente.

Existen en el mercado, maquinitas compuestas de dos rodillos y una manivela, para estirar la pasta con más facilidad, y más fina.

Servir, sazonada con sal, y se echan allí las nouilles, procurando que no se peguen unas con otras. Una vez que vuelva a romper el hervor, se tienen hirviendo durante 5 minutos. Se escurren, y, directamente, se preparan con la receta que uno haga elegido. En este caso, con almejas.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones