Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Pasta con rúcola

Saltar a: navegación, buscar

Ingredientes

Para la masa de la pasta:

  • 300 g de harina de trigo tipo 405
  • 100 g de sémola de trigo duro
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Para la salsa de tomate:

  • 60 g de cebolla blanca
  • 1 diente de ajo pelado
  • 20 g derúcola
  • 500 g de tomates botella
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • sal pimienta recién molida

Para decorar:

  • 1/2 ramito de rúcola
  • aceite vegetal para freír
  • 2 cucharadas de mascarpone
  • 1 cucharada de nata

Procedimiento

Amasar los ingredientes, envolverlos en film transparente y dejarlos en reposo 1 hora. Formar con la masa rollitos de unos 10 cm de longitud y dejarlos secar 15 minutos sobre la superficie de trabajo enharinada. Para la salsa, picar la cebolla y el ajo. Quitar los tallos: la rúcola, secarla y picar las hojas fino. Cortar el tomate en daditos. Calentar aceite y rehogar la cebolla y el aje sin que se doren. Añadir el tomate y dejar que hierva; durante 10 minutos a fuego lento. Salpimentar e incorporar la rúcola. Antes de servir, repartir los stringoli con la salsa por los pla­tos. Bien escurridas, distribuir por encima las hojas de rúcola fritas y mezclar las con el mas­carpone y la nata. Freiría por tandas en el aceite caliente. Cocer la pasta “al dente” en agua con sal hirviendo durante 10-12 minutos. Servirla con salsa de tomate, rúcola y mascarpone.

Blanquear los tomates, pelarlos, quitarles el rabillo y las semillas y cortar su carne en daditos. Pelar y picar la ce­bolla. Calentar el aceite de oliva en una cacerola y re­hogar la cebolla sin que llegue a dorarse. Agregar el to­mate, sazonar con sal y pimienta. Llevar a ebullición, a fuego lento, hasta que el tomate esté casi deshecho. In­corporar las aceitunas y reservar la salsa. Cocer la pasta, 12-15 minutos, en agua con sal hirvien­do; para reblandecerse, necesita un tiempo relativamen­te largo. Limpiar la rúcola, lavarla y secarla con cuidado. Picar el jamón. Pelar el ajo y cortarlo en láminas muy finas. Calentar el aceite de oliva en otra cacerola y, removien­do de continuo, rehogar ligeramente el ajo y el jamón. Rehogar con ellos la rúcola 1 minuto, sin dejar de re­mover. Reservarlo todo. Incorporar la pasta a la mezcla de rúcola y jamón. Servir en platos con la salsa, espol­vorear de queso rallado y presentar a la mesa.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones