Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Mejillones a la ravigota

Saltar a: navegación, buscar


Procedimiento

Raspar cuidadosamente y lavar a fondo los mejillones; colocarlos en una cacerola y añadir vino blanco, cebolla cortada finamente, perejil triturado, un poco de tomillo, una hoja de laurel y unos granos de pimienta ligeramente desmenuzados; abrir los mejillones a fuego vivo, escurrir, sacar su carne de las valvas y ponerlas en un tarro. Colocar de nuevo al fuego el condimento para reducirlo a la mitad, pasarlo por el tamiz, reducirlo un poco más si es necesario y dejarlo enfriar. Preparar en otro tarro una salsa con aceite, un poco de vinagre, el líquido del condimento ya reducido y frío, un triturado de alcaparras, perejil, perifollo y cebolla tierna. Recubrir los mejillones con esta salsa y rociar con perejil picado.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones