Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Macarrones con mejillones al curry

Saltar a: navegación, buscar

Ingredientes

6 personas

  • 350 gr. de macarrones,
  • 1 kg. de mejillones,
  • 1 ramita de apio facultativo,
  • ½ vaso de los de vino de vino blanco,
  • 1 chalota grandecita o una cebolla pequeña 80 gr.,
  • 30 gr. de mantequilla,
  • 2 cucharadas soperas de aceite fino,
  • 1½ cucharadas soperas rasadas de harina,
  • 2 vasos de los de agua, o ½ litro de leche fría,
  • 100 gr. de queso rallado,
  • 1 cucharada de las de café de perejil muy picado,
  • 1 cucharada de las de café rasada de curry,
  • Sal.

Procedimiento

Se lavan y pelan muy bien las barbas de los mejillones y se ponen en una sartén amplia con el vino blanco, la ramita de apio cortada en dos trozos y sal. Se ponen a fuego mediano, cubriéndolos con una tapadera y moviendo la sartén de vez en cuando. Una vez abiertos los mejillones, se separan de su cáscara. Si son muy grandes, se cortan con las tijeras en dos o tres trozos. El caldo que han soltado se cuela por un colador muy fino o incluso por una batista y se reserva. Se cuecen los macarrones. Mientras se cuecen se va haciendo la salsa. En una sartén se pone la mitad de la mantequilla a derretir con el aceite. Se añade la chalota picada muy menuda, dejándola unos 5 minutos y dándole vueltas para que se haga, pero sin dorarse. Se añade después el curry en polvo y la harina y se va mojando con la leche y el caldo de los mejillones. Se deja cocer unos 5 ó 10 minutos esta bechamel. En una fuente de cristal o porcelana resistente al horno se colocan los macarrones y los mejillones, que se revuelven mezclados con la mitad del queso rallado y el perejil. Se cubren con la salsa y se espolvorean con el resto del queso rallado. Se meten en el horno previamente calentado a gratinar, hasta que tengan una bonita costra dorada. Entonces se sirven.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones