Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Calabacines rellenos con carne

Saltar a: navegación, buscar

Calabacines rellenos, rebozados, fritos y condimentados con salsa.

Ingredientes

 Para 4 ó 5 personas:
  • 6 calabacines pequeños
  • 125 gr. de magro de cerdo (o el equivalente de ternera y tocino)
  • 100 gr. de jamón curado
  • 50 gr. de miga de pan
  • 3 huevos
  • una cucharada de perejil picado
  • un diente de ajo
  • aceite o manteca para freídos
  • harina

sal y pimienta.

 Para la salsa:
  • una zanahoria
  • una cebolla
  • un diente de ajo
  • una cucharada de harina
  • una cucharada de tomate
  • 3 cucharadas de vino blanco (podrá suprimirse)
  • una rama de perejil
  • caldo
  • agua
  • sal y pimienta.


PROCEDIMIENTO

Con el magro de cerdo y el jamón hágase un picadillo fino, pasándolo, si es necesario, hasta dos veces poi la máquina de picar.


Piqúense también por separado la cebolla, el ajo y el perejil y póngase la miga de pan a remojar en leche tibia.


Fríase la cebolla con aceite. Cuando empiece a dorarse agréguese el ajo V en seguida el picadillo; désele unas vueltas, añádase la miga remojada en ¡eche, déjese cocer, removiéndolo hasta ponerlo como una papilla muy gorda (cuando se apelotona estará en punto); sazónese con sal y pimienta, añádanse un huevo batido como para tortilla y el perejil picado; mézclese bien y retírese del fuego.


Ráspense los calabacines con un cuchillo, váciense por una de sus extremidades, empleando el mango de una cuchara y poniendo cuidado de no perforarlos; rellénense con el picadillo, envuélvanse en harina y huevo batido, untando mucho la abertura por donde se han llenado para que no escape el relleno; fríanse en aceite y pónganse en una salsa española, que se habrá cocinado como sigue: Póngase aceite en una cacerola al fuego; añádanse la cebolla y la zanahoria, ambas bien picaditas; cuando se haya dorado añádanse un poco de ajo y perejil picado y acto seguido una cucharada de harina; dórese bien, desliese con caldo; agréguense una cucharada de puré de tomate y dos cucharadas de vino blanco (puede suprimirse); sazónese con sal y pimienta, déjese cocer durante una hora (o algo más), pásese por el chino y utilícese.


Los calabacines, una vez puestos en la salsa, se han de cocer hasta que se puedan atravesar fácilmente con un alfiler.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones