Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Bacalao con espinacas y bechamel

Saltar a: navegación, buscar

Ingredientes

6 personas

  • 2 kg. de espinacas,
  • 500 gr. de bacalao,
  • 1 cebolla mediana 50 gr.,
  • 5 cucharadas soperas de aceite,
  • 50 gr. de queso gruyère rallado,
  • 20 gr. de mantequilla.

Bechamel:

  • 1½ cucharada sopera de harina,
  • 25 gr. de mantequilla,
  • 2 cucharadas de aceite fino,
  • ½ litro de leche fría,
  • sal.

Procedimiento

Se desala el bacalao. Se pone para cocerlo en una cacerola con agua fría. Se pone a fuego vivo y cuando rompe el hervor se separa del fuego, se cubre con tapadera y se deja 10 minutos. Pasado este tiempo se escurre, se le quita la piel y las espinas y se separa en escamas más bien pequeñas. Se reserva tapándolo con un plato para que no se seque. Se cortan los tallos de las espinacas y se lavan muy bien. En una olla se pone agua abundante con sal 2 litros por cada kg. del espinacas y 20 gr. de sal. Cuando hierve a borbotones se sumergen las espinacas, empujándolas con una espumadera para que queden bien sumergidas. Se cuecen durante unos 10 minutos, destapadas. Se escurren de su agua en un colador grande y se refrescan al chorro del agua fría, estrujándolas muy bien para que no les quede agua. Se cortan con un machete y se prepara entonces la bechamel . En una cacerola o sartén se pone a calentar el aceite; cuando está, se le añade la cebolla muy picada y cuando se pone transparente unos 5 minutos se le agregan las espinacas, y se rehogan bien. Se unta con mantequilla el fondo de una fuente de cristal, porcelana o barro resistente al horno y se ponen las espinacas bien repartidas. Se coloca el bacalao sobre ellas y se cubre con la bechamel espolvoreando con el queso rallado. Se mete en el horno a gratinar y se sirve cuando la bechamel está bien dorada, en su misma fuente.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones