Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Bacalao a la lata

Saltar a: navegación, buscar

Procedimiento

El día anterior al señalado para consumirlo, poner en remojo en un lebrillo los trozos de bacalao. Durante este baño se cambiará el agua tres o cuatro veces con el objeto de desalar prudentemente. Luego, retirar los pedazos de bacalao del lebrillo, escurrirlos y secarlos con un paño limpio, enharinando después trozo por trozo y friéndolos a continuación con abundante aceite. A medida que estén fritos retirarlos de la sartén y disponerlos en una lata rectangular con bordes. Con una parte del aceite empleado para freír el bacalao, se fríe en otra sartén, inferior de tamaño, tomate del tiempo, picado y sin semillas, en cantidad prudencial para que pueda cubrir totalmente el bacalao; sazonar con sal y repartir seguidamente por encima del pescado. Después, rociar los trozos con un poco de vino blanco corriente y distribuir por toda la superficie un trinchado abundante de ajo y perejil, salpicando también con unas gotas del mismo aceite en que se ha frito el bacalao. Introducir en el horno y cocer por espacio de 15 minutos. Si se quiere (lo cual es más típico), puede llevarse a la mesa en la misma lata que se ha guisado. Pero tanto si se hace de esta manera como colocando el guiso en una fuente de servicio, es buen detalle ofrecer al mismo tiempo unas patatas fritas.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones