Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Alcachofas a la polonesa

Saltar a: navegación, buscar

Procedimiento

Quitar las hojas exteriores, o sea las más duras, de las alcachofas, cortando seguidamente las puntas de las restantes hojas medio centímetro más arriba del centro; luego, frotarlas con limón y cocerlas en agua con un poco de sal y zumo de limón (para que no se ennegrezcan). Si las alcachofas son pequeñas, una vez cocidas se parten por la mitad o se dejan enteras, pero si son grandes se dividen en cuatro o más trozos, se espolvorean con sal y se doran con mantequilla en una sartén. Después se colocan en una fuente de servicio y se cubren pródigamente con la siguiente cobertura: freír hasta bonito color rubio unas rebanadas de pan y luego picarlas con un cuchillo de manera que queden como un granulado mezclarlo con perejil picado y yema de huevo duro también picada (una parte de huevo por cada cinco de pan). Después de aplicar esta cobertura, rociar las alcachofas con zumo de limón y escaldarlas con mantequilla ardiente, incluso un poco requemada y de color de avellana. Llévense a la mesa seguidamente.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones