Información
Navegación
Formas de buscar
Herramientas

Albaricoques a la real

Saltar a: navegación, buscar

Procedimiento

Escoger unos buenos albaricoques maduros en su punto justo, partirlos en dos (eliminar los huesos), escaldarlos algunos minutos en un jarabe ligero, con algo de vainilla, escurrirlos y enfriarlos. Cuando estén bien fríos, colocarlos uno por uno en moldes para tartaletas algo grandes, rellenarlos de gelatina perfumada con kirsch y enfriar. Recubrir una fuente redonda con una rebanada de bizcocho de 1 cm de espesor, verter encima un puré de frambuesas mezclado con jarabe de azúcar de 30° y esparcir unos pistachos trinchados. Vaciar los moldes y disponer los medios albaricoques en gelatina a modo de corona sobre el dulce; adornar el centro con gelatina coloreada con una gota de carmín, perfumada con anís y trinchada.

Google Google+

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones